El trabajo en la agenda que viene

July 25, 2019

Un grupo de investigadores y especialistas en relaciones laborales y el mundo del trabajo conformó un ámbito de discusión en el marco de la Fundación Friedrich Ebert Argentina con el objeto elaborar un diagnóstico que permita identificar las principales variables explicativas del complejo escenario que hoy se observa en el mercado de trabajo. A partir de esa evaluación, desarrollar  un conjunto de propuestas concretas que contribuyan a solucionar sus principales dificultades.

 

La Argentina atraviesa restricciones económicas que afectan directamente la situación laboral de las y los trabajadores. La imposibilidad de alcanzar un crecimiento sostenido de la economía, la inestabilidad cambiaria, la inflación crónica, los fenómenos de estrangulamiento externo -asociados a una estructura productiva heterogénea- y la ausencia de un canal eficiente que oriente el ahorro doméstico hacia la inversión productiva constituyen sólo algunos de los fenómenos que impactan en la configuración y la dinámica del mercado de trabajo nacional.

 

 

En síntesis, la herencia en materia laboral que dejará el gobierno de Cambiemos consistirá en:

  • Una estructura ocupacional precarizada, con incremento en la brecha de género y en la precariedad del empleo juvenil.

  • La desocupación consolidándose nuevamente en torno a los dos dígitos, impulsada por permanentes ciclos de despidos colectivos tanto en el sector público como en el privado.

  • El empleo no registrado otra vez en crecimiento.

  • Los salarios reales por debajo de los niveles de 2015 y mayor desigualdad en los ingresos de las y los trabajadores.

  • Un avanzado proceso de flexibilización laboral de hecho.

  • Los fondos de la seguridad social y de las obras sociales afectados. 7. 

  • Las pequeñas y medianas empresas fuertemente debilitadas.

  • Las instituciones laborales desactivadas (como el Consejo del Salario Mínimo y la Paritaria Nacional Docente) y desjerarquizadas (como el ex Ministerio de Trabajo, entre otras).

  • Las políticas activas de empleo desfinanciadas (formación profesional, inserción laboral y REPRO, entre otras).

Ante este escenario Agenda urgente para una sociedad de trabajo sugiere 13 propuestas concretas y detalladas para colocar al trabajo de calidad en el centro de las políticas públicas.

 

1) Institucionalizar el diálogo social tripartito sobre el futuro del trabajo.
2) Reducir la brecha de género en el mundo del trabajo mediante una estrategia que promueva la participación de las mujeres en el trabajo remunerado y la equidad en las condiciones laborales.
3) Consolidar un sistema de formación continua, con criterios de innovación e inclusión social.
4) Constituir una trayectoria formativo-laboral para las y los trabajadores en situación de elevada vulnerabilidad.
5) Implementar un esquema de coordinación de precios y salarios que proteja los ingresos de las y los trabajadores.
6) Promover la renovación de los contenidos de los convenios colectivos de trabajo en defensa de las y los trabajadores.
7) Ampliar la capacidad de la inspección laboral para la detección de relaciones de dependencia encubiertas y la fiscalización de condiciones de trabajo.
8) Regular el trabajo en las plataformas digitales a partir del reconocimiento de derechos individuales y colectivos, y de la existencia de relaciones de empleo.
9) Ampliar la regulación de la tercerización laboral.
10) Desarrollar una institucionalidad laboral para la economía popular.
11) Jerarquizar el empleo público como parte del fortalecimiento del Estado.
12) Establecer un nuevo esquema de contribuciones patronales que recupere la sustentabilidad del sistema de seguridad social y concentre los beneficios en las empresas de menor tamaño.
13) Derogar la Reforma Previsional y establecer un nuevo índice de movilidad jubilatoria que proteja el poder adquisitivo de las prestaciones y, en circunstancias que lo permitan, lo incremente.

 

Fuente Agenda Urgente

 

Please reload