Organización sindical para combatir al neoliberalismo

May 26, 2019

 

Carlos Tomada, el ex ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social en el período 2003-2015, y que actualmente se desempeña como jefe de Bloque del Frente Para la Victoria en la legislatura porteña, participó el pasado viernes 24 de mayo del 3° Encuentro de la “Diplomatura en Formación Sindical” realizada entre la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) y la Asociación Empleados de Comercio de Rosario. La charla duró cuatro horas, lo que permitió una fluida interacción con delegados y delegadas de distintos gremios que llenaron el teatro del sindicato.

 

En su exposición, el funcionario fue categórico sobre el gobierno actual: “vinieron a hacer lo que tenían que hacer pero fracasaron porque no retuvieron los votos”, aunque explicó luego que aún no perdieron porque no fueron derrotados en las elecciones. "Para consolidar un modelo Neoliberal es condición necesaria debilitar al poder sindical y esto fue hecho tres veces en nuestra historia, primero en la Dictadura, después en los noventas con el Menemismo y esta, que es la tercera vez que se instala el neoliberalismo con el macrismo".

 

Además, resaltó la importancia de la “explosión” del movimiento de mujeres, asegurando que tiene que ver con el poco reconocimiento que se tiene sobre trabajos que son realizados por ellas, a quienes también se les asignan las tareas que tienen que ver con el cuidado de otras personas.

 

Capitalismo de plataformas 

 

Continuando con su alocución, sostuvo que el gobierno actual está transformando el trabajo registrado a no registrado. Los llamados autónomos, independientes, en realidad son precarizados, siendo esto una reforma laboral de hecho. En este sentido, sobre el "capitalismo de plataformas", Tomada mencionó que quienes trabajan en empresas como Rappi y Globo hoy en día son esclavos porque no tienen Derechos. Es mentira que no hay subordinación económica como ellos dicen. En el mismo sentido, expresó que no hay que estar en contra del sector, pero tiene que aparecer la patronal. En este ámbito la organización sindical tiene problemas porque el trabajo es muy individual, hace falta buscar la pertenencia de clase para batallar la estrategia empresarial.

 

Analizando las políticas actuales, recordó que cuando intentaron la reforma previsional en el 2018 tuvieron un gran rechazo y fue el peor año de su gobierno por debilidad política. El ex Ministro de Trabajo en el período 2003-2015 rescata que a pesar de todo, la resistencia que hubo en estos 4 años es inédita. “Nos dicen que los paros no sirven para nada. Debemos entender que el conflicto sirve. Es algo natural en la vida de las personas, y en la vida laboral”.

El legislador recordó las crisis de los años 2008 y 2009 indicando que en aquel entonces se dieron respuestas desde el Ministerio de Trabajo. La Presidenta Cristina Fernández le había pedido defender el trabajo, evitando que llegue el telegrama de despido a los hogares porque ahí empieza el desastre familiar. Anheló recuperar la presencia de un gobierno Nacional y Popular para recobrar el crecimiento económico que nace del empleo y de la seguridad social, siendo el trabajo el que crea la riqueza y no al revés.

 

Sobre los conflictos sindicales y el rol de la actual Secretaría de Trabajo, Carlos Tomada expresó que "la ley establece cuáles son los procedimientos que hay que seguir, pero el gobierno dio instrucciones de que no intervengan en los problemas de los privados (que son todos) y así siempre gana el más poderoso". Según el ex ministro, ahora los empresarios no hacen nada y dejan pasar el tiempo, y antes (desde el gobierno al que perteneció) dejaban madurar el conflicto para poder dictar la conciliación obligatoria. Es por esto que el que no forme parte de la organización sindical se le va a hacer muy difícil la pelea porque del otro lado están muy preparados. “El delegado tiene que saber conducir y la capacitación es indispensable”, sentenció.

 

“Tuve 2 presidentes que se encargaron del trabajo como ninguno, salvo Perón. Querer borrar 70 años de Argentina es querer volver a una época donde los trabajadores no tenían derechos.”

 

En la segunda etapa del encuentro Carlos Tomada respondió preguntas del público y refiriéndose a los trabajadores de call center expresó que lo que se impone es luchar contra el trabajo no registrado y si hay convenio hay que revisarlo. La negociación es sobre las condiciones laborales y de salud del trabajo, lo demás es tarea del sindicato.

 

De cara al próximo 29 de mayo indicó que el paro general es, después de las elecciones, el arma más fenomenal que tiene un pueblo. “Es no ir a trabajar en rechazo a las políticas de gobierno y no se limita a la imposibilidad de trasladarse. Y se llega a este punto por el endeudamiento -que no es solamente una decisión económica- sino política para poder someternos completamente. Argentina hoy no es un país soberano, tiene que pedir permiso al FMI para tomar decisiones, está afectada la independencia económica y la soberanía política.”

 

Analizando la fórmula “Les Fernández” -como él mismo tituló-, Carlos Tomada expresó: “vamos a tener que acumular mucho poder político para salir de esto y no va a ser fácil volver a recuperar lo perdido. No llegamos a tanto nivel de desocupación pero tenemos más precariedad de empleo. Hay que fortalecer las alianzas internas, cuidar el salario, el empleo, y la seguridad social para que surja la estabilidad. Va a cambiar la dirección desde el primer día. Debemos hacer todo lo necesario para trabajar por la unidad del voto popular.”

 

Finalizando el encuentro, se abrió el diálogo con una referente de AMMAR (que hace pocos días reabrió su filial en Rosario) sobre el reconocimiento del trabajo sexual, el ex Ministro expresó que el tema no es sencillo, pero guarda un recuerdo que las compañeras le enviaron cuando tuvieron su primer factura de servicios emitida con la personería durante su mandato.

Please reload