Construir la victoria es trabajar la unidad diariamente

February 8, 2019

 

 

El 2019 es un año electoral y eso no es ninguna novedad. Habrá elecciones locales y nacionales, donde vamos a elegir diputados, senadores, gobernadores, intendentes y el cargo más importante en nuestro sistema democrático: Presidente o Presidenta.

 

Tras casi tres años y medio de gobierno macrista los indices de la economía nacional son catastróficos, y desde El Tablero, hemos dado cuenta de ello por medio de varias notas y artículos. Hace unos días atrás nomás, publicabamos una nota en la que dabamos cuenta del nivel de desempleo que hay en Rosario: “Los datos que se desprenden del trabajo del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz Regional Santa Fe, indican que en Rosario la tasa de desocupación ha aumentado significativamente durante el 2018. En el cuarto trimestre de dicho año, el indicador arrojó un 14,24%, frente al 10,28% registrado en el mismo período del año anterior en cuanto a la tasa de subocupación es del orden de 15,17%.”(1)

 

Pero no solo el desastre que el macrismo realizó fue el económico, sino también en lo social y en lo constitucional: persecución a medios de comunicación y periodista que ellos consideran “opositores”; degradación de Ministerios importantes como el de Trabajo y el de Salúd a meras secretarías; abandono de la más mínima política sanitaria contra enfermedades, llegando al punto tal que en varios lugares del país murieron personas por hantavirus, una epidemia que ya estaba controlada en nuestro país; quitó presupuesto para los programas de asistencia a las mujeres y cerró miles de centros de ayuda a las víctimas de violencia de género. De igual modo, la intromisión del Poder Judicial en la vida política argentina y el intento de las grandes corporaciones multimediáticas de limar y terminar con las libertades democráticas en nuestro país hace que se transforme en un juego de pinzas donde los poderosos tienen de rehén a más de 40 millones de compatriotas, logrando consolidar el plan que tiene el macrismo desde el día cero de su gobierno: cambiar el parámetro de acumulación y de distribución del capital en la Argentina, pasando del bolsillo de los trabajadores al de los grandes centros financieros, de los cuales ministros actuales y ex-ministros forman parte de esos mismos grupos. De los dos lados del mostrador hacen sus negocios.

 

Te invitamos a recorrer este año electoral con nosotros. Estamos preparando mucho material para compartir y llegado el momento, compartiremos a que candidatos vamos a acompañar, ya que como medio de comunicación formamos parte de este país y de sus realidades. Como bien lo expusimos en nuestro manifiesto hace tres años: “El Tablero llegó para ser una voz en medio de un torbellino de medios. No nos camuflamos en el mito de la objetividad y elegimos exponernos al juicio de valor que puedan realizar todos aquellos que decidan mirar nuestros informes, entrevistas, y que nos ayuden con sus aportes para construir y mejorar este proyecto. No creemos en las vacas sagradas del periodismo argentino que hacen fila en los grandes medios y que desde hace 40 años vienen moldeando culturalmente la manera en que tenemos que pensar y entender la realidad en nuestro país. Creemos que esa soberbia de algunos colegas hizo de la profesión una labor de menor calidad, y seguimos pagando los platos rotos todos aquellos que nos animamos a difundir otras voces. Te invitamos a acompañarnos en este proyecto para hacerlo de todos. Cuando el pueblo, la gente, la ciudadanía se involucra en las decisiones que hacen de su vida un poco más justa, libre y soberana, ahí aparecen los mejores resultados.” (2)

 

Lo que hacemos y pensamos está expuesto en nuestra web y en los artículos que escribimos. La Felicidad es una construcción diaria, como también la Unidad necesaria para volver a ser una Patria Justa, Libre y Soberana donde cada argentino y todos aquellos que eligen nuestra tierra para vivir, puedan realizar sus sueños y su vida. No nos callamos ni escondemos lo que pensamos. Hagamos todos lo mismo, para que sepan los poderosos que nunca van a poder con un pueblo que está determinado a vencer. Aunque cueste, aunque haya días mejores o peores, no hay que bajar la guardia y trabajar cotidianamente por la unidad popular, porque esa es la garantía para un nuevo gobierno a favor de las mayorías democráticas.

 

Para más información, puede leer:

 

1) https://www.eltablero.net/single-post/2019/02/06/CRECE-EL-DESEMPLEO-EN-ROSARIO

 

2) https://www.eltablero.net/manifiesto

Please reload