Rosario Movilizada

September 25, 2018

 

 

Se llevó a cabo el cuarto paro general al gobierno de Mauricio Macri con un alto nivel de acatamiento. En la ciudad fueron más de 20 mil personas las que se movilizaron por el centro de la ciudad.

 

Pasaron tres meses del último paro nacional (allá por el 25 de Junio de este año), y muchas cosas también sucedieron en la geografía nacional. La moneda se devalúa mes a mes pulverizando el salario de los trabajadores, la tasa interés al 60% hace que cualquier proyecto productivo sea inviable. Como si esto fuera poco, el gobierno nacional acudió a un rescate financiero del Fondo Monetario Internacional.

 

El principal objetivo del acuerdo con el FMI, es generar el déficit cero que ya se aplica en las instituciones de la Patria: de un plumazo se limpió el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Salud. En esa misma línea, se profundiza el recorte en los sectores de producción popular, del cual el ex Ministerio de Agroindustria es un ejemplo de ello, con los centenares de despidos en la Secretaría de Agricultura Familiar.

 

Sobraban los motivos para que el Movimiento Obrero esté nuevamente en las calles haciendo sentir su descontento hacia el rumbo político y económico que transita nuestra Patria. Salarios licuados por la devaluación, los tarifazos impagables hacen que cualquier paritaria sea revisada. Además, sectores industriales que en las últimas semanas confirmaron suspensiones y vacaciones obligadas en sus plantas. El correlato final de esas acciones son los despidos.

 

ECONOMÍA EN BAJA

 

Se dió a conocer el nivel de la actividad económica en el último trimestre en la Argentina y el índice marca una caída del 4.2% dando luz al inicio de la recesión económica. A su vez, el índice de la inflación de agosto fue del 3.9% marcando que el porcentaje anual ya ronda por encima del 24%.

 

Esto demanda mayor organización y compromiso por parte de los sectores sindicales. Se ve con buenos ojos el surgimiento del Frente Sindical Para el Modelo Nacional, integrado por la Corriente Federal de los Trabajadores, el SMATA y el moyanismo. La confluencia de ambas CTA y las distintas organizaciones dan un volumen político sindical más que interesante a la posibilidad concreta de que este gobierno sea un triste recuerdo en la historia de la Patria.

 

ROSARIO LUCHA

 

El preocupante escenario social y económico de la ciudad llevó a las organizaciones sociales junto los sectores políticos a que se declare la Emergencia Social en Rosario. A esto hay que sumarle el activo rol que viene desarrollando el Movimiento Sindical Rosarino (MSR) y el Movimiento Obrero Santafecino (MOS) que desde el 10 de diciembre del 2015 marcaron un claro posicionamiento contra el actual modelo.

 

Los últimos días se conformó un espacio denominado Unidad de Acción Sindical integrado por la OUM, los municipales de Rosario, entre otros sectores que acompañan el accionar de la lucha. La realidad exige compromiso y responsabilidad por eso se observa con buenos ojos la conformación de este espacio. Lo que resta saber es si en ese plan de lucha que planteó el movimiento obrero en Rosario este 25 de septiembre, el conjunto de las organizaciones sindicales confluyen en unidad de acción.

 

 

 

*Luciano es Periodista y Comunicador. 

 

Please reload