Comunicación en Emergencia (Parte 2)

September 11, 2018

 

 

En esta oportunidad se realizará una mirada sobre la situación del devenir de las políticas públicas en materia de comunicación en nuestro país en los últimos años.

 

La década Kirchnerista no estuvo ajena a las políticas públicas en materia de comunicación. En un artículo anterior(1) se analizó lo vinculado la ley de servicios de comunicación audiovisual. En esta oportunidad se realizará una lectura sobre el devenir de la regulación en materia estructural a la comunicación, a lo que se denomina como los “fierros”.

 

Para profundizar la mirada es importante tomar como partida lo apuntado por el teórico Martín Becerra, “La argentina es uno de los países de América Latina que mayor actividad ha registrado, a partir del 2009, en la formulación de políticas que enuncian objetivos inclusivos y aluden a la concentración de la estructura de propiedad como una restricción para el ejercicio del derecho social a la libertad de expresión”(2)

 

Hay algunos ejes para entender esto que nos esgrime Becerra. En primer lugar recordar la sanción de la ley de servicios de comunicación audiovisual ley 26522. Otro de los elementos que hace a las políticas impulsadas por la anterior gestión es lo referido al despliegue de la televisión digital terrestre TDA y la sanción de la ley Argentina digital.

 

La ley 26522 permitió además de democratizar y darle pluralismo a la palabra, el despliegue de la televisión digital ya que permite ver diferentes señales de televisión a muy bajo costo. A su vez generó un proceso de inclusión social ya que destinatarios de la asignación por hijo o bien jubilados y pensionados pudieron acceder a dicha política.

 

Si bien la digitalización del contenido es algo que desarrollan también las empresas del sector privado, hay que decir que en nuestro país fue el estado el principal impulsor del desarrollo de esta tecnología. En el año 2014 se habían construido más de 80 torres de transmisión alcanzando el 82% del territorio nacional. Además desde el gobierno nacional se entregaron más de un millón de conversores de señal analógica a digital a los sectores más humilde del país.

 

En el año 2014 se sancionó la ley denominada Argentina Digital vinculada a la regulación de la convergencia digital. Como aspecto positivo la norma tendía a proteger a los jugadores más pequeños del sector de las telecomunicaciones (cooperativas, pymes) ante el avance tecnológico que por lo general siempre termina beneficiando a los grandes grupos empresarios.

 

La ley establecía que se podía utilizar el 1% (al 2015 eran algo más de 2000 millones de pesos) de la facturación del sector de las telecomunicaciones como herramienta de incentivo a las pequeñas empresas de la actividad.

Ante este escenario con el que contaba la argentina del año 2015, hay que decir que en la realidad los aspectos se han modificado sustancialmente. En el artículo citado al inicio se daba cuenta del decreto 267 que pulverizaba la ley de medios y la de Argentina Digital.

 

En la actualidad, la iniciativa del despliegue en materia de telecomunicaciones ha dado un giro de 360 grados. La Comisión de la Defensa a la Competencia se aprobó la ilegal (se encuentra en instancia judicial) fusión de Cablevisión Telecom, además se debate la posibilidad de brindar servicios de cuadrupe play por partes de las telefónicas. La ley de Argentina Digital daba cuenta de que las telefónicas iban a poder brindar también la tv por cable. Lo que sí es objetable en estos días es el rol que juega el Estado siendo meramente un actor de reparto en el desarrollo de políticas públicas.

 

PERSPECTIVAS

 

Los días marcan un escenario complejo para el país en materia económica, política y social. Mes a mes se devalúa la moneda, se deprecia el poder adquisitivo de los trabajadores. Las provincias se proyectan hacia un 2019 de puro recortes en sus gastos.

 

Parece lejano hablar de políticas de comunicación cuando la situación social se torna crítica para los argentinos. Pero no debe ser visto con esos lentes, ya que la importancia de las telecomunicaciones es central para la economía de un país. Basta un botón como muestra, en la actualidad se dice que Amazon y Apple empresas digitales y tecnológicas tienen capitales más importantes que cualquier producto bruto interno que de América Latina(3).

 

El rol de las telecomunicaciones en un país es central porque no solo permite generar espacios de soberanía, sino que también hace a uno de los aspectos centrales de un pueblo el derecho humano a acceder a la libertad de expresión.

 

1 https://www.eltablero.net/singlepost/2018/08/27/Comunicaci%C3%B3n-en-Emergencia9

2 Martin Becerra de la Concentración a la Convergencia P13.

3 https://www.iprofesional.com/finanzas/277218-apple-fondo-monetario-internacional-jeff-bezos-Apple-y-Amazon-ya-valen-la-mitad-del-PBI-de-toda-Sudamerica

Please reload