Fuerzas armadas en seguridad interior: Un debate necesario

 

 

En medio de jornadas intensas de debate por el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), surgieron otras cuestiones, de gran relevancia, que no ocuparon un lugar importante en la agenda de los medios de comunicación masivos. Una de ellas, estuvo vinculada al decreto n° 683/18 que establece un nuevo rol para las fuerzas armadas de la República.

 

El lunes 07 de agosto (un día antes del debate por la despenalización del aborto en la Cámara de Senadores) se convocó a una sesión especial, en Cámara de Diputados, con el fin de tratar tres proyectos de ley sobre la derogación del decreto en cuestión. Los mismos fueron presentados por diputados y diputadas del bloque FpV-PJ, el Frente de Izquierda y el Frente Renovador.

 

Desde el bloque del FpV-PJ, emitieron un comunicado argumentando la iniciativa de Agustín Rossi, el cual sostiene que Mauricio Macri “a través de un simple decreto reglamentario intenta cambiar las bases sobre las que está estructurado nuestro sistema de Defensa Nacional, construido desde la recuperación democrática”. Por otra parte, el Frente de Izquierda solicitó la anulación del decreto 683/18 considerando que se trata de una medida destinada a “orientar la intervención militar a la represión interior y a un reforzamiento represivo del Estado contra los trabajadores”. Por último, desde el Frente Renovador, el diputado Daniel Arroyo sostuvo que “el decreto no solo es inconstitucional, porque está modificando parte de una ley, sino que además altera un principio básico de la democracia, construido a lo largo de muchos años por todos los partidos políticos". No obstante, no se logró el quorum necesario para dar inicio a la sesión.

 

¿Por qué sucedió esto?

 

De los 129 legisladores que se requiere se encuentren presentes en el recinto de la Cámara de Diputados para que haya quórum, sólo se encontraban presentes 122 legisladores, siendo la mayoría de los presentes del bloque FpV-PJ y la mayoría de los ausentes pertenecientes al bloque de Cambiemos. Esto no sólo demuestra la intención del gobierno nacional de poner en marcha, de manera rápida, los mecanismos necesarios para hacer uso de este decreto, sino también la poca importancia que le otorgan al debate en la Cámara de Diputados y el repudio que generó el mismo en la sociedad, lo que se pudo ver reflejado en las múltiples marchas y manifestaciones a lo largo y ancho del país.

 

Por último, es necesario mencionar que, en la sesión especial del 07 de agosto del presente año, no sólo se iba a tratar la derogación del decreto n° 683/13, sino también la derogación del decreto n° 702/18 que habilita recortes en asignaciones familiares que impactan mayormente en familias de la Patagonia y el Norte argentino. Esto, junto con la reforma en el rol de las FF.AA., abre un nuevo interrogante En un contexto de déficit fiscal, en donde se recortan asignaciones familiares, aumentan las tarifas de servicios y demás ajustes del gobierno nacional, ¿cuál es la urgencia en la implementación de este decreto? ¿Cuánto presupuesto supone esta reforma para el gobierno nacional?

 

*Sarai Argentina Varela es estudiante avanzada de la licenciatura en Ciencia Política y Gobierno de la UCES en la ciudad de Resistencia, Chaco.

 

Please reload