Brindamos y picamos algo al pasar en la noche de navidad, mientras los fuegos artificiales se disipaban de fondo. Los animales, mucho más calmados que cuando habíamos llegado, volvían a su ritmo habitual. Mientras el silencio se apoderaba de la noche exterior (al menos...

Manejar de noche por la ruta es de las cosas que más atemorizaban a Luján, pero mucho más complicado era hacerlo mientras me retorcía del dolor por el balazo en el brazo. Ya no me quedaban ropas para transformarlas en trapos que pudieran contener el flujo de sangre y l...

Nos levantamos con el sol pegándonos en la cara y el auto convertido en un horno. Luján se miró en el espejito de adelante, se acomodó el pelo -como podía- y se puso los zapatos. Yo estaba con todo el cuerpo contracturado, pero la mayor parte de la contusión se concent...

Con Rebeca nos conocimos mientras cursábamos el secundario. Ella iba a una escuela de señoritas y yo hice el mismo camino pero en una mixta, aunque la presencia de lo religioso siempre estuvo presente y nunca nos molestó, por otro lado. Nuestros colegios coincidían hab...

Luján es una mujer de mando firme, capaz de corregir cincuenta páginas en una hora como de colocar un chumbo en la parte inferior del asiento trasero de un auto. A esta altura, no me quedaban dudas de su liderazgo y, sorprendentemente, se me presentó ante mí una mujer...

Por más que fume, la inspiración no llega. Tengo la cabeza saturada y no es de ideas lamentablemente. No hay nada mágico en el humo del pucho y no sé de donde voy a sacar algún argumento sólido o el más mínimo truco narrativo para terminar el primer borrador del libro...

Please reload